Falsificaciones

Lamentablemente en esta serie, como en otras, existen falsificaciones modernas.

En el mundo de la numismática, por lo general existen dos tipos de falsificaciones: las que producen una o pocas monedas de gran rareza y altísimo valor, y las que producen un alto número de monedas de reducido valor de mercado.

En este caso de las DiviSeries nos encontramos con la segunda opción, al no tratarse de monedas excesivamente raras que tienen un valor de mercado limitado.

Hasta ahora se han detectado numerosas falsificaciones de tres tipos muy determinados: uno para Augusto con reverso de pira, una para Adriano con reverso águila y otro para Alejandro con reverso de pira.

No voy a entrar en detalles sobre el tema de las técnicas de falsificación al no ser el propósito de mi trabajo. Recomiendo el excelente trabajo de Carlos Traver Fábrega (1), disponible en versión impresa y online.


En el primer caso (DIVO AUGUSTO) nos encontramos con copias hechas a partir de cuños obtenidos a partir de una moneda original auténtica, esto hace que tengamos monedas con cospeles con diferentes formas y grietas. Podemos ver denunciada esta falsificación en la web especializada https://www.forgerynetwork.com/ donde este caso, de la falsificación de DIVO AUGUSTO, tiene su propio capítulo.

 


El segundo caso (DIVO HADRIANO) se informó en ForumAncientCoins. Adjunto las fotografías y los comentarios cedidos por cortesía de Din X, cuya traducción transcribo.

¿Por qué se consideran falsificaciones?

1. Hay una línea fantasma en el anverso que representa al 100% la forma del flan y el extremo del flan de la moneda madre auténtica.

2. Las grietas en los bordes del reverso han sido copiadas, son una característica individual de la acuñación de la moneda madre y no deben ser idénticas en otra moneda.

3. Hay una incrustación en el I de DIVO de la moneda madre. Esta incrustación es una característica individual de la moneda madre que ha sido copiada.

4. ¡Estas falsificaciones solo tienen detalles de los cuños originales, que ya se pueden encontrar en la madre auténtica! No hay detalles nuevos, de los cuños originales que faltan en la moneda madre.

5. Pérdida de detalles y formas jabonosas.

 

Moneda considerada auténtica y madre de las falsificaciones.

 

Comparativa de detalles que se transmiten de la moneda madre auténtica a dos monedas consideradas falsificaciones.

 

Otra moneda considerada falsa, donde se aprecian diversos detalles de acuñación y la línea fantasma en el cuadrante superior izquierdo, originarios de la moneda madre.


En el tercer caso (DIVO ALEXANDRO) vemos que se trata de réplicas de una misma moneda original retocada para dificultar la identificación.

Es interesante observar el canto del cospel con sus grietas, hechos irrepetibles en el momento de producción que evidencian el carácter de copia de la moneda.

Con seguridad la moneda original auténtica debe haber sido subastada o vendida y será complicado diferenciarla de las falsificaciones a través de fotos aparecidas en la web.

Del mismo modo, los cuños que muestras las monedas falsificadas son cuños reales y originales que se utilizaron para acuñar monedas auténticas con la misma combinación de anverso y reverso, u otras combinaciones. Por tanto, podemos encontrar monedas que mostrando los mismos cuños de anverso y reverso que las falsas, sean auténticas.

Vemos varias monedas auténticas que comparten uno de sus cuños con las monedas falsas, los marco con la flecha:

En la base de datos se hace constar en el apartado "Referencia" de la moneda que existen falsificaciones con este emparejamiento de cuños de anverso y reverso. No implicando esto que se tenga la certeza de que la moneda sea falsa, al no ser descartable que entre las fotos de los tipos con esos cuños aparezca el modelo original auténtico o una moneda gemela auténtica; por tanto es necesario entender esa información solamente como un indicio de sospecha de falsificación.

(1) Traver Fábrega, Carlos. È FALSO IL MIO DENARIO? Guida all'autentificazione delle monete d'argento dell'antichità. Ed. Diana 2013.